Qué es una cooperativa de viviendas y qué ventajas y desventajas tiene

Seguro de alquiler La clave para evitar muchas preocupaciones (8)

Comprar una vivienda no resulta nada fácil, por eso, quienes desean hacerlo deben valorar cuáles son sus posibilidades para decantarse por la que resulte más interesante. Es cierto que algunas son más conocidas y otras más desconocidas. De hecho, es posible que hayas oído hablar alguna vez de algunas de ellas, pero que no sepas en qué consisten exactamente. Así que, en las siguientes líneas te invitamos a conocer qué es una cooperativa de viviendas, también te mostraremos cuáles son sus ventajas y desventajas.

¿Qué es una cooperativa de viviendas?

 

Una cooperativa de viviendas es una entidad que no tiene ningún tipo de ánimo de lucro. Engloba a un grupo de personas que desea adquirir una vivienda y que cree que la mejor opción para conseguirlo es ser ellos mismos los promotores. La principal característica de esta opción es que el precio de las propiedades suele ser inferior al de otras viviendas similares también de nueva construcción. Son los propios socios los que adquieren las viviendas, siempre a precio de costo.

Lo que acabamos de comentar es la razón por la cual este tipo de viviendas tiene un precio más económico, que no existe un promotor que vaya a quedarse con un beneficio de la venta de la vivienda. Conocer las ventajas y desventajas de este producto te permitirá conocer si es la mejor opción para ti.

¿Cuáles son las principales ventajas de una cooperativa de viviendas?

 

Empezaremos resumiendo cuáles son las ventajas de apostar por una cooperativa de viviendas, son estas:

• Precio. El precio de una vivienda obtenida a través de una cooperativa es inferior a las del llamado mercado libre, siendo el ahorro de entre un 20 y un 30 %.

• Gastos. Los gastos que conlleva la compra de cualquier vivienda son notablemente inferiores si se hace por medio de una cooperativa.

Fiscalidad. Las cooperativas no tienen que pagar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados ni tampoco el IVA cuando compran el suelo en el que se va a construir.

• Implicación. Al ser los promotores los futuros propietarios pueden personalizar las viviendas a su gusto, por lo que estarán más implicados en todo el proceso.

Desistimiento. Si por cualquier razón uno de los cooperativistas no quiere o no puede adquirir la vivienda, no está obligado a hacerlo. Eso sí, en algunos casos puede perder un 5 % del dinero que ha aportado hasta el momento.

¿Cuáles son las principales desventajas de una cooperativa de viviendas?


Como sucede con cualquier otro producto, las cooperativas de viviendas también presentan algunas desventajas, como estas:

• Precio. Aunque el precio de la vivienda siempre es inferior, no está cerrado. Se pueden producir algunas modificaciones que conlleven que se encarezca, aunque sea de forma mínima.

• Estafas. Es un producto con el que se puede caer en una estafa. Por eso, es muy importante que antes de apuntarte en una cooperativa compruebes que es legal. Para hacerlo, puedes consultar si está inscrita dentro del Registro de Cooperativas de la Comunidad Autónoma en la que se encuentre la vivienda.

• Desembolso. Antes de que comience la construcción es necesario aportar entre el 20 y el 30 % del precio final de la vivienda, una cantidad que puede resultar prohibitiva para algunos compradores.

Ahora que ya sabes qué es una cooperativa de viviendas y cuáles son tanto sus ventajas como desventajas, te toca decidir si es la mejor opción para ti.

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply