fbpx

Alquilar una casa con opción a compra

Alquiler opción compra

Un contrato de alquiler con opción a compra es una solución para todos aquellos que no pueden asumir los gastos de la compra en ese momento

Ser propietario es el sueño de muchos, el problema viene cuando tienes que hacer frente al coste de comprar una casa. Lo que está sucediendo actualmente es que, a causa de los elevados precios de las viviendas, haya quienes acaben decantándose por el alquiler. Sin embargo, el alquiler con opción a compra es una solución común, ya que te permite dedicar el dinero del alquiler a una futura posible compra.

¿Qué es el alquiler con opción a compra?

Se trata de un contrato que está compuesto por dos subcontratos, uno de alquiler y otro de compraventa. De esta manera, permite que al inquilino vivir de alquiler en la vivienda por un tiempo determinado. Cuando termine este tiempo, este tiene el derecho de comprarla por un precio previamente acordado y, en el cual, se descontarán las rentas del alquiler pagadas.

Por lo tanto, estamos hablando de un precontrato y que puede ser beneficioso para las dos partes. Por un lado, el inquilino porque puede vivir de alquiler mientras invierte en una posible compra. Y por el otro, para el propietario porque tiene su vivienda en alquiler mientras no la compran.

En este tipo de contratos, la cuota de alquiler no tiene que ser más elevada de lo normal, pero si que significa hacer un desembolso inicial mayor por la prima de opción a compra. Esta suele ser una cantidad superior a lo que supondría una fianza. Además, en el caso de al final no querer comprar la casa, el inquilino perdería la totalidad de la prima. Por este motivo, antes de aventurarse en firmar este tipo de contratos, debes tener claro que llegado el momento puedes hacer frente a la compra o a pedir una hipoteca.

¿Cómo debe ser el contrato de alquiler con opción a compra?

Lo primero que hay que saber es que el contrato de alquiler con opción a compra no es demasiado habitual. Por esta razón, es importante que todas las condiciones y plazos queden muy bien especificados. Como es lógico, para que el contrato sea vigente debe contener las dos condiciones esenciales para cualquier compraventa: el objeto del contrato y el precio.

Pero, ¿esto que quiere decir? Al firmar el contrato, el propietario cede al inquilino la decisión de comprar o no la vivienda pasado el tiempo, previamente pactado, y con el precio estipulado. El precio no puede variar en función del mercado del momento de la compra, algo que hay que tener en cuenta.

Además de todo esto, en el contrato también deben aparecer la cantidad de la cuota del alquilar y el dinero que se va a descontar en el caso que el inquilino lleve a cabo la compra. Finalmente, si al inicio se tiene que pagar una prima, esta debe aparecer en el contrato.

Si estás pensando en comprar una casa o tienes firmado un contrato de alquiler con opción a compra y ha llegado el momento de comprar, no dudes en contactar con Finteca. Nosotros te ayudaremos a conseguir las mejores condiciones para tu hipoteca. Si quieres saber cuánto te supondría mensualmente la compra, simula tu hipoteca con nuestra calculadora online. A partir de allí, nos ocuparemos de analizar tu operación y negociar con los bancos, porque tu mejor hipoteca es nuestro fin.

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply