fbpx

Plusvalía: ¿Qué es y cuándo hay que pagar?

Plusvalia que es cuando pagar

La plusvalía es un impuesto que se explica como el incremento del valor de un bien inmueble que se crea en el momento de una transmisión. Este se aplica aunque no haya habido ningún beneficio.  

Este tributo por el aumento del valor de un terreno de naturaleza urbana, aporta más de 2.000 millones de euros a los Ayuntamientos, que son los que reciben e imponen este pago. La plusvalía se aplica siempre que exista un cambio de propietarios, ya sea por transmisión, venda o donación.

¿Cómo se calcula?

Para calcular el impuesto, primero debes tener la siguiente información:

  • Valor catastral del suelo, que se puede encontrar fácilmente en el recibo del IBI o pidiéndolo a la oficina del Catastro Inmobiliario. Ten en cuenta que los Ayuntamientos calculan la plusvalía en función del último valor catastral disponible.
  • Años que han transcurrido desde la adquisición del inmueble por parte del donante, vendedor o fallecido.
  • Ordenanza fiscal del municipio en el que se encuentre el bien inmueble. En esta se debe buscar el coeficiente de incremento y el tipo impositivo.

Según la Ley de Haciendas Locales, dentro de la cual aparece el impuesto de plusvalía municipal, no hay ninguna operación matemática por multiplicación que calcule el valor a pagar. No obstante, para calcularlo, los Ayuntamientos multiplican el valor catastral por el porcentaje total del incremento.

Pongamos por ejemplo, si hace 50 años tus padres se compraron un piso por 150 mil euros y ahora este pasa a ser tuyo por herencia y el valor es de 300 mil, el Ayuntamiento multiplicará el valor catastral por un porcentaje de 150 mil. Esto a generado mucho revuelo, porque hace que los contribuyentes paguen grandes cantidades de dinero.

¿Quién paga la plusvalía?

Según la situación, la persona que debe pagar es distinta. A continuación te especificamos qué sucede en cada una de ellas:

  1. En el caso de transmisiones a título lucrativo, entre las que hay la herencia: la persona que adquiere el inmueble o se le transmita un derecho real es quien debe asumir el pago.
  2. Si se trata de transmisiones a título oneroso, es decir, compraventa: la persona que vende el inmueble es la que debe pagar.

¿En qué situaciones no estás obligado a pagar?

Aunque haya ocasiones en los que no se tenga que pagar este tributo, son muy pocas y siempre bajo una normativa estricta. Sin embargo, puede suceder:  

  1. Cuando la aportación del bien y derecho del inmueble se haga dentro de la sociedad conyugal, es decir, la transmisión se haga por el pago de haberes comunes.
  2. En el momento en que la transmisión sea entre cónyuges o a favor de los hijos. A causa de una sentencia, que se puede producir por caso de nulidad matrimonial, separación o divorcio.

También hay otras circunstancias que implican no estar sujeto al pago. Sin embargo, estas son a nivel empresarial, entre las cuales está la fusión de empresas o la absorción de alguna de ellas. Si te encuentras en uno de estos casos, lo más fácil es que lo consultes con expertos, porque te ayudarán a hacer todos los trámites.

Si lo que quieres es comprar una casa y vender la actual, ten en cuenta que uno de los gastos que tendrás que asumir, a parte de la hipoteca de la nueva casa, es la plusvalía. Recuerda que si lo que estás buscando es que todo el proceso de compraventa te salga lo más fácil y barato posible, puedes contactar con Finteca, que nos encargaremos de conseguir la mejor hipoteca para ti.

Y si lo que necesitas es hacer números y simular tu hipoteca, puedes hacerlo a través de nuestro simulador totalmente gratuito. 

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply