fbpx

¿Cómo cambiar la hipoteca de banco?

cambiar hipoteca banco

La subrogación de una hipoteca no es una decisión solo del cliente, hasta el momento, son los bancos los que tienen la última palabra

Cambiar la hipoteca de entidad financiera no es lo más común, pero generalmente, cuando lo llevas a cabo es porque otra entidad te ofrece unas condiciones mucho más favorables que las tenías contratadas. Lo que acostumbra a pasar es que cambies de una hipoteca variable a una de fija. Además, que aproveches el momento en que los tipos de interés estén bajos.

Comprar una casa es una decisión que te va acompañar unos años, ya que la hipoteca que firmas para la adquisición suele ser, como mínimo, de 10 o 15 años. De hecho, según un estudio de la Asociación Hipotecaria Española, el plazo medio de amortización de hipotecas en España ronda los 20 años.

¿Subrogación o cambio de banco?

En el momento en que te planteas cambiar la hipoteca de banco, lo más probable es que empieces a oír y leer la palabra subrogación por todas partes. Pero, ¿es lo mismo cambio de banco que subrogación? La respuesta es que sí. La subrogación de acreedor quiere decir cambiar la entidad que presta el dinero.

Aunque no esté relacionado con el cambio de banco, también debes saber que existe la subrogación del deudor. Esta implica que la persona que debe devolver la deuda se cambia. Esto se produce cuando compras una vivienda de nueva construcción y te quedas con el préstamo del constructor. Aunque no tenga nada que ver con las entidades, es importante tener en cuenta este concepto.

Proceso para la subrogación hipotecaria

En la actualidad, cambiar la hipoteca de banco no es una decisión plenamente del cliente. De hecho, la última palabra la tienen las entidades financieras. Por este motivo, hay que pasar por unas fases:

    1. Encontrar una oferta más atractiva de la que ya tienes contratada y proponer a la nueva entidad el cambio.
    2. El banco al que quieres ir tiene que comunicar al banco con el que tienes la hipoteca contratada que quieres cambiar. Y, además, también debe pedir la información sobre el préstamo. Desde ese día, tu banco tiene 15 días para anular la operación. Sin embargo, este dispone de 10 días para presentarte una contraoferta con unas condiciones mejores a las que te hacía la nueva entidad.
    3. Si la contraoferta es mejor, estás obligado a quedarte. No obstante, si no es capaz de mejorar la oferta del nuevo banco, eres tu quien decide qué hacer con tu hipoteca.

Este es el proceso que se llevaba a cabo hasta el momento. Pero con la puesta en marcha de la nueva ley hipotecaria, el cliente ha pasado a ser el único con poder de decisión.

    1. Cuando aceptes la oferta de la nueva entidad, esta tendrá que notificar al banco con el que tienes la hipoteca, que tiene 7 días para certificar el importe que vas a subrogar.
    2. Después de comunicar la información, el banco tendrá 15 días para presentarte una contraoferta. Si no la aceptas, se pasará directamente a la subrogación.

Costes asociados al cambio de banco

Las entidades financieras van variando las condiciones de sus hipotecas en función del mercado. Por lo tanto, no tiene el mismo coste un préstamo que se hizo hace años que uno que se firma actualmente.

Parece que la subrogación es la solución a todo esto, porque te va a llevar a pagar menos. Sin embargo, tienes que considerar que hacer este cambio tiene unos costes con los que debes hacer frente:

  • Honorarios de la gestoría
  • Costes del cambio en el registro
  • Nuevos aranceles notariales por la nueva documentación
  • Comisión por cancelación o subrogación (aunque dependerá de si lo firmaste o no con el contrato de la hipoteca)

Por esto, antes de aventurarte con el cambio de entidad, asegúrate de todo lo que tienes que pagar y haz números.

Con la subrogación puedes conseguir unas mejores condiciones para tu hipoteca. No obstante, si quieres tener las mejores condiciones desde el primer momento, Finteca es tu solución. Nos encargamos de comparar y negociar con diferentes entidades tu mejor hipoteca. Solo tienes que simular tu hipoteca y salir de dudas con lo que tendrás que pagar de cuota mensual. En Finteca nos ocuparemos del resto, porque tu mejor hipoteca es nuestro fin.

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply