fbpx

Las claves del “concepto abierto”

claves concepto abierto

La unión de la cocina y el comedor es un sinónimo de calidez, cercanía y confort, según apuntan los diseñadores de interiores

El concepto abierto es la integración del salón, el comedor y la cocina en un mismo espacio. El hecho de tener viviendas llenas de pequeñas habitaciones ha pasado de moda, ya que tenerlo todo abierto da más amplitud a la vivienda. Sin embargo, para lograr que el concepto abierto sea un éxito, tanto funcional como visual, hay una serie de consejos que deberías seguir.

Hace unos años, la unión de cocina y salón era una idea que creaba controversia. Esto era culpa de los humos y los olores que podían invadir toda la vivienda. Pero la tendencia ha cambiado y son muchos los que acaban optando por el concepto abierto por varios motivos:

    • Se concibe la cocina como un punto de reunión social. Mientras el cocinero prepara la comida, se puede relacionar con los amigos o familia sin estar aislado.
    • Los extractores actuales son más potentes, por lo cual, pueden absorber más los humos, que eran el principal inconveniente para este tipo de estancias.

Consejos para fusionar la cocina, el salón y el comedor

Para los diseñadores de interior, optar por el concepto abierto quiere decir aprovechar más el espacio y conseguir que la luz llegue a todos los rincones. Pero lograr que la estancia lo integre todo, sin que parezca un popurrí, puede ser difícil si no tienes demasiada idea de decoración o cuentas con la ayuda de algún profesional.

Utiliza el mismo suelo

Si instalas el mismo tipo de suelo en todo el espacio, va a dar la sensación de continuidad. Para que sea un lugar cálido y confortable, lo más recomendable es escoger maderas oscuras o otros materiales limpios y elegantes como, por ejemplo, el mármol.

Que las paredes sean del mismo color o papel

Igual que con el suelo, pintar todas las paredes del mismo color o empapelarlas con el mismo estampado hace que lo que eran diferentes estancias parezcan una misma. Además, usar las mismas tonalidades, y más si son claras, genera amplitud y luminosidad.

Instala luces cálidas y regulables

Como sucede con todo lo anterior, lo más adecuado es utilizar elementos que generen unión entre espacios. Sin embargo, las luces tienen que adaptarse a las necesidades de cada momento. Esto implica que para la cocina tengas una iluminación más intensa y neutra, pero que para el salón optes por una iluminación más puntual.

Usa la isla como punto divisorio, pero también de unión

Unir espacios no es simplemente tirar un tabique. Tienes que conseguir que tanto la cocina como el salón estén unidos y, a la vez, separados sutilmente. Con esto, queremos decir que una buena manera de separarlos es instalando una isla para que haga de nexo. Puedes optar por poner taburetes y así se convertirá en el centro de toda la estancia, donde conversar, tomar algo y hasta hacer cenas informales.

Decora toda la estancia bajo el mismo criterio

Los detalles acaban definiendo el espacio. Puede parecer una tontería, pero utilizar los mismos colores o materiales para los elementos decorativos acaba dando continuidad y calidez a todo el espacio.

Así pues, si te acabas de comprar una casa, quizás una posible reforma es la del concepto abierto. Te dará más amplitud al espacio y permitirá que la luz natural llegue a más rincones.

Recuerda que, si estás pensando en cambiarte de casa, Finteca te ayuda a conseguir la mejor financiación. Nuestros asesores se encargan de analizar tu situación y negociar con los bancos tu mejor hipoteca. Si quieres salir de dudas y saber cuánto te costaría contratar una hipoteca, simula tu hipoteca con nuestra calculadora online y nosotros nos ocuparemos del resto.  

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply