fbpx

La entrada en vigor del “Sandbox” da lugar a una nueva era para las Fintech

Close up image hand using mobile phone with online transaction application, Concept financial technology (fintech) and ICO Initial coin offering business financial internet innovation technology

La pandemia nos ha enseñado que, sin duda, la tecnología ha llegado para transformar nuestros negocios, mejorando y reinventando todos los procesos de todos y cada uno de los sectores de la sociedad. En el mercado inmobiliario, las fintech han surgido para que los usuarios cuenten con herramientas adecuadas para una gestión óptima de sus ahorros y capital, así como para hacer rendir al máximo sus inversiones, estableciendo objetivos a corto, medio y largo plazo.

La respuesta a “por qué serán las empresas del futuro en el sector hipotecario”, es clara. A lo largo de las últimas décadas, los usuarios han ido perdiendo la confianza en la banca tradicional, mientras que la tecnología ha ido demostrando que todo lo puede, rompiendo barreras y derribando prejuicios.

A lo largo de los últimos años han surgido numerosas empresas con un modelo de negocio revolucionario que incluye ciertas innovaciones tecnológicas que no tienen cabida en el marco regulatorio actual. Por este mismo motivo, se ha luchado para que en España se implemente el conocido “Sandbox” regulatorio, el cual entró en vigor la semana pasada, tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y la aprobación de las Cortes Generales.

¿Qué es el “Sandbox” regulatorio y para qué sirve?

La norma que lo regula lo define como “Un entorno controlado de pruebas que permita llevar a la práctica proyectos tecnológicos de innovación en el sistema financiero con pleno acomodo en el marco legal y supervisor, respetando en todo caso el principio de no discriminación”.

En otras palabras, se trata de un espacio de pruebas controlado para que las compañías del sector financiero tengan la oportunidad de probar sus modelos de negocio sin necesidad de sacarlos al mercado desde el primer momento. Hay que tener en cuenta que, al ser modelos de negocio muy disruptivos, necesitan ser testados a priori para evitar ciertos riesgos que eso podría conllevar a las empresas y los consumidores.

Así pues, España se pone al mismo nivel que otros paises europeos como Reino Unido, Holanda o Dinamarca, con la inclusión de un entorno protegido que apoya el crecimiento lícito y seguro de las fintech.

Puesta en marcha y beneficios de la nueva ley

El “Sandbox”, el cual la AEFI ha promovido para que implante y apruebe, estará en marcha en un plazo de tres meses, con la constitución de una Comisión para la coordinación de las actuaciones. Esta Comisión será la encargada de conocer y autorizar las solicitudes de proyectos de innovación que presenten los emprendedores, así como de evaluar los resultados de las pruebas que se obtengan o intercambiar conocimiento sobre el contenido de los protocolos.

Los beneficios que se conseguirán con la implementación de esta ley para la transformación digital del sistema financiero serán varios. Entre ellos podemos destacar:

  • Fomentación de la innovación y la competitividad de la economía a nivel internacional.
  • Aumento de la oferta y demanda debido al aumento de la competencia.
  • Crecimiento del sector.
  • Seguridad y certeza jurídica de las empresas.

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply