¿Cuál es la entrada de una hipoteca?

Entrada para una hipoteca

Por norma general, cuando contratamos una hipoteca, el banco no financia el 100% de la vivienda y exige una cuantía al inicio que se conoce como entrada de una hipoteca. Descubre cómo calcular este importe y cómo podemos reducir la entrada de la hipoteca.

Cuál es la entrada de una hipoteca para comprar una vivienda

Aunque hay excepciones, el importe que corresponde a la entrada de una hipoteca de primera mano asciende al 20 % de la compraventa, ya que el 80 % restante es lo que te permiten la mayoría de los bancos hipotecar. A esta cantidad es necesario sumar un 10 % del precio de compraventa, que es más o menos el importe que suelen tener los gastos.

Ejemplo. Cálculo entrada de una hipoteca valorada en 150.000 € de primera mano. Si vas a comprar una vivienda que te cueste 150.000 euros tendrás que contar con el 20 % de la compraventa, es decir, con 30.000 euros. También con la cantidad necesaria para cubrir los gastos, unos 15.000 euros. Por lo que la cantidad de dinero ahorrado que necesitarás para hacerte con una propiedad con este precio medio será de unos 45.000 euros.

La entrada de una hipoteca de segunda mano asciende al 20%de compraventa más un 9 %-13 % en concepto de Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP).

Está claro que estas cifras son muy altas y por eso comprar una vivienda es un reto económico que va más allá de encontrar la casa de tus sueños y conseguir la hipoteca que necesitas. También vas a tener que disponer de unos buenos ahorros.

Opciones para comprar casa sin entrada hipotecaria

Llegados a este punto, es posible que te preguntes si existe alguna opción para comprar una casa si no cuentas con los ahorros necesarios. 

Conseguir una hipoteca 100%

Lo ideal es contar con los ahorros y con unos ingresos que hagan viable la hipoteca, pero si no tienes ese dinero, existen otras opciones. La más clara es conseguir una hipoteca al 100 %. No es tarea sencilla y para conseguirlo necesitas tener una gran estabilidad económica, como la de un funcionario, o unos ingresos muy altos.

Contar con un avalista

Otra opción es contar con aval que cubra la cantidad que necesitas por encima de ese 80 % que suelen conceder los bancos. Puede ser por medio de un avalista o apostar por la doble garantía hipotecaria. Es decir, contar con una vivienda libre de cargas que cubra esa cantidad.

Entidades bancarias que trabajan productos de riesgo

Otra opción es recurrir a entidades financieras que trabajen con productos de riesgo, aunque en este caso debes analizar muy bien las condiciones que te ofrecen para que no sean abusivas.

Comprar sobre plano

Comprar sobre plano también puede ser una posibilidad para ti, ya que la entrada inicial si existe es más baja y las cuotas que vas pagando mes a mes te permitirán que la hipoteca cubra el resto de la deuda cuando la firmes.

Alquiler con opción a compra

Por último, está la posibilidad de apostar por un alquiler con opción a compra. En este caso, la entrada es muy inferior a la de una compraventa y como la cantidad que vas abonando mes a mes se descontará de manera parcial o total, cuando vayas a firmar la hipoteca, no necesitarás más del 80 % de la compraventa.

Si no tenemos ahorros para entrada, solicita una segunda tasación

Las entidades bancarias trabajan con herramientas de riesgoy deniegan aquellas que no cumplen los parámetros fijados de manera automática. Ante esta situación es posible solicitar al banco una segunda tasación de la vivienda con otra empresa de tasación aunque el coste correrá a cargo del solicitante. 

En cualquier caso, si quieres el importe de la entrada de una hipoteca concreta para comprar una vivienda vas a necesitar, no dejes de ponerte en contacto con nuestro equipo y te daremos toda la información que necesitas.

Compartelo en

Deja un comentario