Alquiler por dueño directo: ¿es una opción ventajosa?

Muchas de las viviendas en alquiler se confían a agentes o agencias inmobiliarias. La razón es que tanto el propietario como el inquilino se sienten más cómodos haciéndolo así. Creen que al contar con un tercero la operación será más segura y tendrá más garantías. Sin embargo, es posible que te preguntes si es la mejor opción. En las siguientes líneas te hablamos de su alternativa. Nos referimos al alquiler por dueño directo.

¿Qué es el alquiler por dueño directo?

El alquiler por dueño directo consiste en alquilar tu vivienda sin utilizar ningún tipo de intermediario. Es decir, no va a participar en la operación ni un agente inmobiliario ni una inmobiliaria.

Por eso, la operación será negociada directamente entre el propietario y el inquilino. Así que es vital que ambas partes tengan los conocimientos necesarios para realizar esta gestión de manera correcta.

¿Es una opción que tiene más ventajas o desventajas? Como todo en la vida, tiene tanto aspectos positivos como negativos. Los conocerás en el siguiente apartado.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de el alquiler por dueño directo?

Para que puedas analizar si este tipo de alquiler es la mejor opción para ti, te invitamos a conocer en los siguientes apartados sus ventajas y desventajas.

¿Cuáles son las ventajas del alquiler por dueño directo?

Empezaremos analizando la parte positiva de apostar por el alquiler directo, estas son sus ventajas:

Ahorro. Tanto el propietario de la vivienda como el inquilino ahorrarán dinero si optan por el alquiler directo. Es cierto que el dueño de la vivienda suele ser el que menos dinero pierde al contar con un intermediario, pero al tener un coste más alto para quien va a alquilar la vivienda, es posible que el precio se tenga que negociar a la baja.

Tiempo. Lo habitual es que el tiempo que se tarda en alquilar una vivienda de forma directa sea inferior. Si el propietario se mueve bien, es probable que en pocas semanas la operación esté firmada. Cuando trabajas con una inmobiliaria tendrás que sujetarte a sus tiempos.

Libertad. Las agencias tienen una forma de trabajar y te tienes que adaptar a ella. Sin embargo, si el alquiler lo gestiona directamente el propietario, tendrá libertad para llegar a los acuerdos que desee con el inquilino.

¿Cuáles son las desventajas del alquiler por dueño directo?

Una vez que conoces las ventajas, es el momento de descubrir también las desventajas del alquiler por dueño directo:

• Soledad. Si las cosas van bien, seguro que el alquiler por dueño directo te parece la mejor opción, sin embargo, si surge algún problema no te gustará estar solo. Cuando cuentas con un intermediario, siempre tendrás su ayuda y se encargará de resolver cualquier complicación.

• Tiempo. Entre las ventajas hemos comentado que suele ser más rápido el alquiler por dueño directo. Para que lo sea, el propietario tendrá que invertir su propio tiempo. No es lo mismo entregar las llaves a un agente y acudir solo a la firma, que tener que ocuparte de todas las gestiones y también de enseñar la vivienda a los interesados.

• Inquilino. Un agente inmobiliario suele tener claro desde el principio si es un buen inquilino o no. El propietario puede tener más complicado discernir si es una buena opción.

Seguro. Hoy en día, alquilar una vivienda sin seguro de impago parece casi una temeridad. Los agentes suelen contar con mejores condiciones, por el contrario, si te ocupas tú, tendrás que negociar con el seguro el precio y otras cláusulas.

¿Es una buena opción el alquiler por dueño directo? Seguro que ahora ya sabes si lo es para ti.

Compartelo en

Deja un comentario