¿Conoces la cláusula techo de las hipotecas?

cláusula techo hipoteca comprar casa
5/5 - (1 voto)

La cláusula techo consiste en establecer un límite para que el interés variable nunca sobrepase la cifra marcada por la entidad bancaria.

Seguro que en alguna ocasión has oído hablar de la cláusula suelo, pero ¿y de la cláusula techo? Cuando iniciamos la búsqueda de hipoteca, a menudo empiezan a surgir las dudas y nos saturamos entre tantos conceptos y términos financieros que pueden resultar difíciles de entender.

La cláusula techo es una condición incluida en el contrato de una hipoteca de tipo variable y que hace referencia o afecta a los intereses a los que vas a tener que hacer frente. 

Se trata de pactar una cantidad máxima, lo que te asegura a ti como deudor que en caso de que el tipo de interés aumentara, no pagarías más allá de la cantidad que has pactado

Esta cláusula no afectará a las hipotecas de tipo fijo, ya que el interés se mantiene constante a lo largo de la duración del crédito hipotecario. 

Cláusula techo y Cláusula suelo

Mientras la cláusula techo establece la tasa de interés máxima aplicable en un crédito hipotecario, la cláusula suelo fija el interés mínimo que se aplicará en el cálculo de la cuota mensual evitando que los deudores no paguen intereses por el préstamo concedido. 

Inconvenientes Cláusula techo

  • Los bancos al fijar un tipo de interés máximo como cláusula techo suelen obligar a fijar una tasa mínima o cláusula suelo.
  • Este tipo de interés suele ser tan elevado que en raras ocasiones se alcanza, mientras que el tipo de interés mínimo fijado tiene una mayor probabilidad. 
  • Puede que únicamente afecte al momento en el que se cobre o ejecute la deuda. 

Preguntas frecuentes

Una cláusula techo merece la pena si te decantas por una hipoteca variable a largo plazo, es decir a 20-30 años para financiar la compra de una casa.

A largo plazo los intereses siempre pueden cambiar e ir al alza, por lo que, si negocias una cantidad máxima de intereses, tienes la garantía y la seguridad de que no pagarás una cifra más elevada de la pactada. De esta manera, evitarás verte afectado por una importante subida del Euribor (índice que afecta al tipo de interés de una hipoteca variable).

A pesar de que puede parecer una cláusula que favorece al cliente, debes fijarte bien antes de firmar cualquier hipoteca, ya que podría darse el caso en que los límites establecidos por la entidad bancaria fueran tan elevados que parece imposible pensar que los intereses suban al punto de sobrepasar la cifra pactada en la cláusula techo. 

Además, recuerda que el banco siempre debe informarte de su existencia y sus características, y asegurarse de que lo has entendido a la perfección. 

Te puede interesar...

Compartelo en

Deja un comentario