fbpx

Cómo amueblar tu primer piso

Amueblar primer piso

Independizarse es uno de los momentos más esperados de la vida, es por ello que decorar la primera vivienda hace mucha ilusión

La compra de la primera casa es algo especial. Seguramente llevas mucho tiempo esperando a que llegue el día en que hagas las maletas para tener tu propio hogar. Cuando éste llega, pero te encuentras en un piso vacío y con poco dinero. “¿Cómo lo amueblo y decoro con poco presupuesto?” Es una de las preguntas más hechas, pero aquí estamos para ayudarte.

Desde el color de las paredes, hasta los muebles que utilices y los cuadros que cuelgues, toda decoración tiene que ver con tu personalidad y estilo. No se trata de comprar muebles y ponerlos de cualquier manera. Porque no solo se trata de invertir dinero comprando, sino también porque hay que saber qué necesitas y dónde lo vas a poner. Así pues, antes de empezar, organiza el proceso de amueblar y decorar tu casa.

Comprar una casa es algo que hace mucha ilusión, más aún si se trata de la primera. Es quizás una de las decisiones más importantes de nuestra vida. El primer hogar no lo vas a olvidar fácilmente. De este modo, apunta lo que vamos a explicarte porque vas a lograr hacer de tu casa el hogar que siempre habías deseado.

A continuación, te dejamos los pasos que debes seguir para amueblar tu primer piso:

1. Haz un listado con todo lo que tienes que comprar

Antes de nada, haz una lista con todos los muebles y objetos que necesitas según la necesidad. Por ejemplo: cama, mesa, sillas, sofá, toallas, sábanas… Deja los elementos decorativos para el final, porque pueden esperar. No quieras hacerlo todo de golpe, con los muebles principales hay suficiente. Además, viviendo en la casa ya te darás cuenta de lo que realmente necesitas y que no.

Ten en cuenta que a la hora de comprar la casa ya has hecho una gran inversión. Por ello, si puedes evitar adquirir según qué muebles o ahorrar utilizando cosas que ya tenías, mejor. Podrás destinar el dinero a otras cosas, como, por ejemplo, a comprar muebles de mejor calidad.

Por otro lado, si te gusta mucho el tema de la decoración, te habrás dado cuenta que actualmente hay ciertos estilos que están en tendencia. Si eres de los que quieres tener una casa de revista, mira fotos en Pinterest o busca en revistas de decoración y decídete por un estilo. Los que están muy de moda son el industrial, el nórdico y el bohochic entre otros.

2. Mide el espacio y organiza la posible disposición de los muebles

Si te has mudado a un piso sin amueblar, quiere decir que te puede costar definir la distribución. Es por ello que lo primero que debes hacer es medir cada espacio y ver qué tipo de mueble puede ir en cada lugar.

Te recomendamos que te lo tomes como un lienzo en blanco, hagas un dibujo a escala real de cada habitación y vayas haciendo un puzle con todo lo que hay que poner. Es decir, si tienes una sala de estar, en ella dibujar el sofá, la televisión, si quieres una mesita, las luces, estanterías, etc. Esto te ayudará a saber cuántas cosas te pueden caber y, también, a priorizar.

3. Mira lo que puedes aprovechar

Una vez sepas lo que puedes poner en cada espacio, es hora de ver lo que tienes. Siempre hay algún mueble que puedes aprovechar de tu casa, la casa de tus padres o, que te han dado familiares o amigos. Mira si lo que te han dado puede encajar con el estilo de decoración que quieres para tu casa y si es así, acéptalo. Todo es dinero que te vas a ahorrar. Además, piensa que son cosas que vas a poder tachar de la lista de necesidades con facilidad. Así pues, no tendrás que estar mirando tiendas y perdiendo tiempo buscando.

4. Busca los muebles que más necesites

Con la lista que habías hecho al principio, según la necesidad, ve buscando y comprando tal y como lo habías puesto. Por ejemplo, la cama, la mesa y las sillas y el sofá los vas a utilizar a diario, así que priorízalos. Asimismo, ten en cuenta que como es lo que más vas a usar, invertir un poco más en ello es lo mejor.

La calidad a la hora de comprar muebles es importante. Sin embargo, no es lo mismo comprar una cama que un sillón decorativo. La cama es importante para el confort, igual que el sofá. Invertir un poco más en este tipo de muebles te va a salir rentable a largo plazo, porque te van a durar más.

Por otro lado, si no quieres invertir mucho en los muebles, considera ir comprando poco a poco y cambiando lo más importante. Al principio puedes utilizar un sofá que ya tenías y al cabo de un tiempo lo puedes cambiar.

5. Pon los muebles en su lugar y mira qué queda mejor

Cuando ya tengas lo más importante y puesto en el sitio que habías pensado en un principio, te puedes dar cuenta de que no queda tal y como te lo habías imaginado. Como seguramente tengas pocas cosas, aún tienes la opción de ir moviendo los muebles y cambiando la disposición según más te guste.

6. Ves amueblando poco a poco

Finalmente, cuando tengas lo más relevante y ya puedas vivir en ella, te irás dando cuenta de qué hechas en falta, qué muebles de almacenaje necesitas, etc. De esta manera, verás en qué tienes que invertir el dinero. Sin embargo, una vez ya estés viviendo allí podrás ir comprando según vayas pudiendo. Querer decorar de una vez supone invertir mucho dinero de golpe. Por lo que, si lo haces a medida que va pasando el tiempo, la sensación que vas a tener es que no gastas tanto.

Con el paso del tiempo, si compras todo lo que necesitas y vas siguiendo el estilo que te habías marcado en un principio, vas a conseguir el hogar que siempre habías querido. Además, viviendo allí vas a poner fotos y decorar con elementos significativos para ti, lo que va a aportar más calidez a la casa.

Recuerda que, si estás pensando en comprar tu primera casa, puedes simular la hipoteca con Finteca. Nosotros nos encargaremos de estudiar tu caso y negociar con las diferentes entidades financieras las mejores condiciones.

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply