Cambios de servicios al comprar una vivienda

¡Por fin has firmado tu hipoteca! Han sido semanas, casi meses, de muchos nervios, de trámites que parecían no tener un final, pero ya tienes las llaves de la nueva casa en tus manos. ¿Es el momento de disfrutar? Sí, pero seguro que todavía queda mucho por hacer. Quizás una reforma o comprar los muebles. Aunque hay algo más que en algunos casos se hace muy cuesta arriba a los nuevos propietarios. Nos referimos a los cambios de servicios al comprar una vivienda.

¿Por qué es tan importante realizar los cambios de servicios al comprar una vivienda?

 
Cuando adquieres una vivienda debes cambiar cuanto antes los suministros de luz, gas y agua. Primero, porque es tu obligación, segundo, porque evitarás tener problemas. Si al anterior propietario le empiezan a llegar facturas, puede enfadarse y dar de baja los contratos con el consiguiente gasto adicional para ti.

Eso sí, te recomendamos que te preocupes por los suministros de la vivienda incluso antes de comprar la casa. Lo lógico es que se compruebe que los pagos están al día y siguen dados de alta. Ten en cuenta que si tienes que volver a contratar estos suministros te puede costar entre 100 y 200 euros cada uno.

Además, sería bueno efectuar una lectura de todos los contadores justo antes de la firma, para que el consumo acumulado lo asuma el dueño anterior. Es importante que se refleje que esto va a ser así para evitar problemas con el tiempo.

¿Cómo se realizan los cambios de servicios al comprar una vivienda?

 

¿Cómo son los trámites que debes realizar? Lo cierto es que cada empresa suministradora cuenta con sus propios protocolos y siendo sinceros hay que reconocer que unas lo ponen más fácil que otras. En general no es demasiado complicado, pero como decimos a veces te lo complican más de la cuenta.

Esta suele ser la documentación necesaria para cambiar los suministros:

• DNI del nuevo propietario.
• Copia de la escritura.
• Número de cuenta en la que se va a domiciliar el recibo.

Hay algunas suministradoras que solicitan datos personales del anterior titular, en ese caso, tendrás que ponerte en contacto con el vendedor para que te los facilite. No olvides que el cambio de titularidad de los distintos suministros no suele ser automático, por eso, será necesario que llegues a un acuerdo con el anterior propietario para ver que sucede con el gasto de esos días. De ahí que insistamos en que es urgente cambiar los suministros.

Además de lo comentado, es posible que tengas que comunicar a la comunidad de propietarios que ahora eres el dueño de la vivienda para precisamente hacerte cargo de la cuota mensual de la comunidad. También tendrás que cambiar el recibido del IBI y el del Impuesto de la Basura. Eso sí, ten en cuenta que los recibos del año en el que adquieres la vivienda corresponden al vendedor.

No olvides realizar todos estos cambios de servicios al comprar una vivienda y hacerlo cuanto antes, evitarás más de un quebradero de cabeza.

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply