Claves de la Nueva Ley de la Vivienda

pexels-towfiqu-barbhuiya-8693379

Aunque el sector inmobiliario pasa por un buen momento, lo cierto es que nunca está exento de polémica. Siempre hay motivos para la controversia y sin duda los cambios normativos lo son. Después de que haya sido aprobada, te mostramos las claves de la Nueva Ley de la Vivienda.

¿Cuáles son las claves de la Nueva Ley de la Vivienda?

Sin duda es uno de los temas del momento, por eso, te mostramos cuáles son las claves de la Nueva Ley de la Vivienda, son estas:

Alquileres públicos en las promociones de viviendas. Todas las nuevas promociones de viviendas tendrán que reservar un 30 % de los hogares para ser destinados al parque público y la mitad serán para el alquiler social.

• Vivienda asequible incentivada. Los dueños de estas viviendas son personas privadas a las que se les otorga diferentes beneficios para que destinen sus propiedades al alquiler a un precio atractivo.

• Fondo social de vivienda. Se pretende crear un parque público de alquiler. Se quiere que la proporción de viviendas que se dedican al arrendamiento cuando se construyen viviendas protegidas sea más elevada que en la actualidad. El objetivo es paliar en parte la gran necesidad que existe de contar con viviendas públicas destinadas al alquiler.

• Vivienda pública. La nueva Ley establece que el parque público de vivienda debe estar protegido de manera permanente y no darle otro destino. Hasta ahora se podía enajenar esta clase de propiedades y hacerlas privadas, pero ya no será así. Aunque es cierto que esta limitación tiene un plazo máximo que se fijará en 30 años.

• Bajadas del precio del alquiler. Los propietarios de menos de 10 viviendas pueden contar con una bonificación del 90 % si bajan la renta o alquilan a un joven, por ejemplo.

• Viviendas vacías. Si un propietario tiene más de cuatro viviendas en una misma localidad y están vacías, el Ayuntamiento puede incrementar hasta un 150 % el impuesto de bienes inmuebles.

• Viviendas de alquiler de grandes propietarios. Quienes tengan más de 10 viviendas en su poder tienen que adaptar el precio de su alquiler al índice de referencia de la zona en la que se encuentren ubicadas, siempre y cuando estén en una zona tensionada.

• Desahucios. Se pretende que en los casos de desahucios la comunicación entre los jueces y los servicios sociales sea más fluida, para que se pueda atender este tipo de casos en el menor tiempo posible. El fin es que en estos casos las personas desahuciadas puedan encontrar una nueva vivienda para que no se queden en situación de desamparo.

• Mercado tensionado. La responsabilidad de declarar un barrio como zona tensionada estará a cargo tanto del Estado como de la Comunidad Autónoma correspondiente. Aunque será el Ayuntamiento el que revise cada caso. La declaración de zona tensionada durará al menos tres años. Para considerar que es así, se tendrán en cuenta aspectos como que el precio medio suponga más del 30 % de los ingresos medios de los residentes en la zona.

Sin duda, todas estas medidas han generado bastante polémica, ahora que conoces las claves de la Nueva Ley de la Vivienda, solo queda esperar a ver cómo se aplica.

Compartelo en

Deja un comentario