fbpx

Reforma el baño y acierta seguro

reformar baño comprar casa

Consejos de expertos para reformar el baño y acertar seguro con el cambio

El baño es la estancia de la vivienda que más se suele reformar juntamente con la cocina. Se trata de una de las zonas que más se usa, más se desgasta y, por tanto, más mantenimiento necesita. Por eso, si vas a comprar una casa para reformar o de segunda mano y el baño no te convence del todo; atento a estos consejos. 

A la hora de hacer una reforma, lo más importante es hacer números y saber la cantidad que puedes y quieres gastar. No improvises y no compres cosas que no se ajusten a él. Busca siempre la mejor alternativa y aquellos muebles y materiales que mejor calidad-precio ofrezcan en base a tu presupuesto.

Cuenta con un profesional

Contar con un interiorista o un arquitecto que pueda realizar un diseño para toda la vida es fundamental. Además, te asesorará y resolverá todas las dudas de forma experta, con lo que tu reforma parte con la garantía de que todo saldrá correctamente y el resultado será óptimo.

Espacios y distribución 

Antes de empezar con cualquier reforma, lo primero y más importante, es medir las distancias y calcular el espacio que necesita cada mueble y aparatos sanitarios. 

Y, por otra parte, pensar en aquella distribución que permita maximizar y optimizar el espacio del baño. Piensa que por normal general los baños no suelen ser espacios muy grandes, por lo que invertir tiempo en pensar cómo va a ir ubicada cada cosa es clave.

Materiales

El material estrella de un baño siempre ha sido el alicatado. Se trata de un material que se adapta muy bien a las condiciones de esta estancia, dura mucho y además no requiere mucho mantenimiento. Pero también hay muchas alternativas en cuanto a materiales como el microcemento, el papel pintado, la madera… eso sí, si lo que priorizas es el mantenimiento, quizás el alicatado siga siendo tu primera opción.

Funcionalidad

El baño tiene que ser funcional. A veces lo usamos varias personas a la vez y tiene que ser un lugar cómodo para ser compartido. 

Una de las dudas más comunes aparece cuando nos planteamos si poner ducha o bañera. La respuesta no es una, pero te recomendamos que tengas en cuenta el espacio del que dispones y las personas que lo compartiréis. Sin embargo, piensa que una ducha ahorra hasta un 70% más de agua y amplía el baño. 

Por otra parte, por ejemplo, lo radiadores toalleros son perfectos para ahorrar espacio y cumplen una doble función: calentar y dejar las toallas de ducha o baño. 

Y, por último, desde el punto de vista de la limpieza, instalar muebles suspendidos, te facilitará mucho la tarea, ya que no tendrás nada de por medio en el suelo de tu baño.

Almacenamiento 

El baño suele ser una estancia compartida en la que guardamos una gran variedad de productos de higiene, aseo personal, maquillaje… y cada uno tiene los suyos. Tener un espacio de almacenaje es importante. Una de las mejores maneras para no cargar el baño de estanterías y tenerlo todo a la vista, es tener un mueble de lavabo lo más grande posible y con gran capacidad de almacenaje. 

Este tipo de muebles cada vez están más optimizados y están disponibles en diferentes tamaños. 

Iluminación 

Aunque parezca que no, lo puntos de luz en un baño son importantes, y además varían. No tendrás el mismo en la zona del espejo y el lavabo, donde la luz será más directa, que en la zona de ducha. 

El baño, por norma general suele ser una estancia interior dentro de la casa, por lo que en ese caso no recibe luz directa, por lo que una buena iluminación es esencial. 

Si estás pensando en comprar una casa para reformar, y necesitas encontrar la mejor financiación, en Finteca te lo conseguimos. Nuestros asesores expertos estudian tu caso de forma personalizada para conseguirte la mejor hipoteca

Además, puedes empezar ahora mismo simulando tu hipoteca a través de nuestra plataforma online de forma gratuita. 

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply