Seguro de vida hipotecario

Seguro de vida hipotecario

El seguro de vida hipotecario se basa en saldar parte de la deuda hipotecaria en el caso de fallecimiento o que el titular del préstamo esté incapacitado.

¿Qué es un seguro de vida hipotecario?

Cuando se contrata una hipoteca son muchas las eventualidades por las que el cliente puede sufrir dificultades para poder pagar las mensualidades. Seguros como los de impago cada vez son más frecuentes en los que firman hipotecas, para cubrirse las espaldas de cara a hipotéticas morosidades que puedan plantearse por diferentes escenarios.

 ¿Cómo se contrata un seguro de vida vinculado a la hipoteca?

A la hora de contratar un seguro de vida con la hipoteca existen dos opciones: 

Contratar seguro de vida hipotecario con entidad bancaria

Los bancos suelen ofrecer seguros de vida hipotecarios, como cualquier otro producto vinculado cuando se negocia una hipoteca. Por consiguiente, no estamos hablando de una condición sine qua non para firmar la hipoteca, es de carácter voluntario y a juicio del cliente, como todos los productos adicionales. De este modo, la entidad financiera se va protegiendo poco a poco frente a un posible gran impago por fallecimiento del contratante.

A cambio, el banco suele ofrecer intereses más atractivos, como con el resto de “extras» que puedan ofertar junto al préstamo hipotecario, por lo que el descuento final en el tipo de interés dependerá de si se contrata solo este tipo de seguros.

Contratar seguro de vida hipotecario con entidad aseguradora

La otra opción es establecer un contrato ajeno con una aseguradora. Estas entidades suelen ofertar precios accesibles, conocedoras de que a muchas personas les convendrá contratar estos seguros directamente con la hipoteca.

La elección, por lo tanto, se debe hacer con calculadora y papel, teniendo en cuenta qué es lo que queremos contratar, por cuanto tiempo y si nos interesan otros productos que vengan con la hipoteca.

¿Qué conviene más contratar seguro de vida con banco o con aseguradora?

En primer lugar, si vamos a contratar una hipoteca con muchos productos adicionales, seguramente nos convenga incluir en el contrato el seguro de vida hipotecario. La razón principal es que cuánto más productos contrates con la hipoteca, mayor reducción del tipo de interés tendrás, teniendo por lo tanto un precio más atractivo por el paquete completo. Además, por un tema de practicidad, es más interesante tener todos los productos juntos.

Sin embargo, es posible que al hacer cuentas tengamos un precio más atractivo contratando el seguro con una aseguradora. Para ello, habrá que fijarse en la hipoteca completa, teniendo en cuenta que, en los años finales de amortización, se pagan menos intereses, pero en cambio, el seguro de vida será más caro porque hay más posibilidades de fallecimiento o incapacidad.

¿Qué cubre el seguro de vida hipotecario?

Primero, piensa que cuando firmas una hipoteca te comprometes a pagar una cuota mensual. Está claro que en el primer momento, las condiciones se ajustarán a tu situación, pero puede suceder que llegado a cierto punto te veas incapaz de pagar el préstamo. Aun sabiendo que no es obligatorio desde la entrada en vigor de la ley hipotecaria de 2019 y que puedes hacer lo que más te convenga, existen situaciones en donde tener un seguro de vida en la hipoteca puede ser de mucha ayuda. 

Mediante la contratación de un seguro de vida, el titular se asegura que, en caso de fallecer antes del pago total del préstamo hipotecario, el pago del restante del préstamo quede satisfecho. Hay que destacar que este tipo de seguros pueden cubrir también posibles incapacidades absolutas, que impidan al titular trabajar y, por lo tanto, pagar sus mensualidades. 

Sabiendo todo esto, si contemplas la opción de contratar un seguro de vida vinculado al préstamo hipotecario, compara y asegúrate de firmar el más conveniente para ti. Valora tu nivel de vida y el de tu entorno y establece qué cantidad quieres que reciban en el caso que tu no estés. A partir de allí, piensa si te sale a cuenta asumir este gasto.

Si lo que quieres es comprar una casa, busca conseguir la mejor hipoteca. Actualmente, los productos vinculados a estas no están regulados, así que no aceptes algo de lo que no estás al 100% seguro. En Finteca nos encargamos de encontrar las condiciones perfectas para ti sin que tengas que levantarte del sofá. No dudes en simular la hipoteca y saber qué te va a costar disfrutar de un nuevo hogar.  

Preguntas frecuentes sobre seguro de vida hipotecario

¿Es obligatorio contratar un seguro de vida hipotecario?

Antes de la entrada en vigor de Ley hipotecaria de 2019  era obligatorio pactar un seguro de este tipo en la hipoteca. El cliente se veía forzado a aceptar un seguro que, muchas veces, no tenía las mejores condiciones. Ahora es un producto vinculado a la hipoteca de carácter opcional para el titular. 

¿Cómo dar de baja seguro de vida banco hipotecario?

Siempre podrás dar de baja un seguro, con independencia de lo que cubra o si está vinculado o no a una hipoteca o deuda. Estos son los pasos que debes seguir: 

  1. Cubre solicitud para cancelación del seguro de vida con la entidad con la que tienes firmada la hipoteca.
  2. Envía la solicitud de cancelación del seguro dejando constancia por escrito. 
  3. Ten en cuenta el plazo de antelación con el que debes enviar la baja de la póliza de vida. Normalmente, será de 30 días. 

Compartelo en

Deja un comentario