fbpx

Qué debes saber para no equivocarte con tu hipoteca

No equivocarte hipoteca

No gastar todos tus ahorros en la adquisición de un inmueble es imprescindible

Comprar es una cosa seria, en la que muchas veces te dejas llevar por la ilusión o la precipitación del momento. Hay algunos errores comunes a la hora de comprar un piso o una casa, por esto queremos prevenirte y ayudarte a que no los cometas tú. Piensa que cuanto más fácil sea la compra, mejor será para ti y tu futuro.

Cuando se va a firmar una hipoteca, algunos se deja influenciar y se comprometen con unas condiciones que no puede cumplir. Además, también puede ser que se enamoren de un piso y que paguen una cantidad muy superior al del valor que tiene. Estos errores, y muchos más, tienen un punto en común; la emoción y las ganas de finalizar con el proceso de compra.

Descubre algunos de los fallos que más compradores hacen, que pueden dificultar la adquisición del nuevo piso, o pueden comprometerte demasiado.

Piensa a largo plazo

Cuando te planteas comprar una casa puedes encontrarte en dos situaciones: que quieras comprar para establecerte y tener un hogar que te dure para siempre, o que quieras adquirir una casa para alquilar o invertir en un nuevo inmueble.

Si en tu caso quieres instaurarte en un lugar durante muchos años, lo mejor es que valores tus necesidades actuales y también las que tendrás dentro de un tiempo. Es muy importante que encuentres un lugar donde estar a gusto y cómodo, por esto, si estás buscando casa en el vecindario. Si el tipo de gente encaja contigo, si dispones de todos los servicios, colegios, etc.

Por otro lado, si lo que buscas es comprar para luego alquilar, también piensa que una buena situación es relevante, porque atraerá a más inquilinos. Así que mira cuales son las zonas con más demanda de pisos e intenta comprar allí.

Antes de firmar, revisa la cantidad a pagar

Una cosa que pasa en ocasiones es que se firma una hipoteca sin ser consciente de lo que estás firmando. Es decir, contratar una hipoteca es algo que te liga con la entidad financiera un tiempo y, durante el cual, tendrás que pagar cierta cantidad cada mes. Aunque las entidades financieras analicen tu solvencia, tú también debes responsabilizarte para que no tengas problemas para llegar a fin de mes.

Por esto, debes revisar tus ahorros, tus ingresos mensuales y ver si la cuota de la hipoteca a pagar la podrás sobrellevar también en el futuro. El Banco de España recomienda que el importe mensual a pagar no supere el 35% de tus ingresos.

¡OJO! Si tienes un préstamo (coche, estudios…) debes tenerlo en cuenta para que la cuota a pagar al mes no supere el 35% de tus ingresos mensuales. 

No gastes todo tu dinero

Si te has informado un poco sobre las hipotecas, sabrás que normalmente las entidades financieras no suelen conceder hipotecas al 100. Por tanto, debes tener unos ahorros para avanzar con la compra. En este caso, tienes que pensar qué cantidad tienes ahorrada y evaluar el dinero que puedes gastar.

Piensa que no es recomendable invertir todo tu dinero en la compra. Tienes que guardarte algo por si surgen imprevistos o gastos que puedan venir después de la compra, como, por ejemplo: alguna reforma, compra de muebles, etc.

Consulta los precios y el valor de la zona

Un error habitual es confiar demasiado y no pensar bien lo que estás a punto de pagar. Piensa que el precio de los pisos o casas va cambiando a menudo, pero siempre tienen que ser realistas y cumplir con el rango de precios de la zona.

Por esto, consulta los precios de los alrededores, el valor del metro cuadrado en el barrio que vayas a comprar y si este concuerda con el importe de la casa. Si esto no es así, consúltalo y ofrece una cantidad más realista. Por ejemplo, en Barcelona, no es lo mismo comprar un piso de 100m2 en Sarriá, que hacerlo en Nou Barris. Cada barrio tiene unos valores diferentes.

Asegúrate que la casa esté en buen estado

Finalmente, comprar un piso de obra nueva es cada vez más difícil, sobre todo si lo que buscas es una buena situación y céntrica. Como seguramente tendrás que comprar una casa de segunda mano, lo que tienes que hacer es comprobar que todo esté en buen estado. Te recomendamos que mires cocina, baños e instalaciones para que luego no tengas sorpresas y gastos extras.

Muchas veces la gente no mira el estado del piso porque se queda con solo la primera impresión. Por ello, te decimos que no permitas que la emoción te invada y asegúrate que los imprescindibles estén correctamente y sean seguros para entrar a vivir.

Estos son algunos de los fallos que comete la gente a la hora de comprar. Adquirir una casa puede ser pesado, por esto, si te sientes perdido y crees que no puedes superarlo solo, busca asesoramiento. En Finteca te ayudaremos a encontrar tu mejor hipoteca y que no tengas que pagar de más. Nos ocupamos de estudiar cada caso y para ello, lo primero es simular tu hipoteca. Luego nosotros nos encargaremos de negociar con los bancos las mejores condiciones para tu hipoteca. 

Compartelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Leave a Reply